Programa de Practicantes

Formando líderes

Sin educación secundaria, los niños están en alto riesgo de pobreza crónica, explotación, desempleo, y embarazo adolescente.

La mayoría de las madres expresan mucho deseo por ver a sus hijos ir a secundaria y recibir educación de calidad, sin embargo, la mayor parte no tienen los recursos para esto. Sin apoyo, muchos jóvenes tienen que empezar a trabajar a temprana edad para apoyar a sus familias y pierdan sus sueños educativos. Nos hemos estado preparando para este reto mientras los niños crecen. Por eso estamos muy emocionados porque ocho de los niños de Casita están inscritos in secundaria este año por medio de nuestro programa de Practicantes.

Actividades

High School Education

Los practicantes trabajan a medio tiempo en el Centro de Niños y son asistentes de los tutores, de mantenimiento y del personal administrativo, para poder ganarse su beca a la secundaria. Cada estudiante que participa también tiene una mesada semanal que manejan solos y usan para cubrir gastos extras de tareas, transporte o meriendas. Para mantener su beca, tienen que sacar buenas notas, cumplir con todas sus responsabilidades en el Centro de Niños, y ser un buen ejemplo para los niños pequeños de nuestro programa. Estamos sumamente agradecidos con el grupo de IPA Rotary Club en Washington, quienes actualmente apoyan a nuestros estudiantes por medio de patrocinio de sus gastos escolares, uniformes, y útiles. Nos puedes ayudar a cubrir el resto de los gastos del programa si te apuntas a ser un patrocinador.

Experiencia Laboral

Los jóvenes ganan experiencia laboral a través de sus puestos de trabajo en las areas de eduación infantil, mantenimiento, granjería, y administración. Los practicantes ahora son miembros valiosos de nuestro equipo y dependemos de ellos para ayudar a los niños con sus tareas, organizar los aulas, apoyar a los maestros con sus clases, hacer tareas en la oficina, hacer mandados, usar herramientas adecuadas para resolver problemas de mantenimiento, manejar nuestra área de plantas y gallinas, y mucho más. Cada semana, los practicantes hacen una auto-evaluación y participan en una charla con sus supervisores para mejorar sus habilidades.

Liderazgo

Los practicantes sirven como ejemplos positivos para los niños pequeños de Casita Copán. Durante el día, los practicantes ayudan a los niños en las practicas de higiene y salud, y también les ayudan a resolver conflictos, hacer sus tareas, y manejar sus emociones. Los practicantes ayudan en eventos comunitarios para recaudar fondos para Casita y participan en charlas sobre la adolescencia, el género, el liderazgo y más. Ahora, todos los niños de Casita quieren ser practicantes cuando sean grandes.

Únete a Nosotros