Enero 2012

Todo comenzó con una voluntaria. La fundadora de Casita Copan, Emily Monroe, estaba trabajando como maestra en una escuela bilingüe en Copan Ruinas, y en su tiempo libre hacia voluntariado en un orfanato local. Le impactaron mucho las condiciones de vida de los niños, pero también se sintió muy inspirada por sus personalidades jocosas. Emily empezó a recaudar fondos para mejorar las condiciones del orfanato, y estuvo muy sorprendida por todo el apoyo que logro recibir por parte de gente de todo el mundo, gente interesada en el bienestar de estos niños maravillosos.

Mayo 2012

Mediante pasaba el tiempo, Emily aprendió más sobre los retos que enfrentaba el orfanato local y se dio cuenta que el dinero recaudado se usaría mejor para crear una organización nueva, dedicada a proveer un cuidado de mejor calidad para los niños abandonados y huérfanos de Copan Ruinas. En mayo del 2012, ella convoco a un grupo de ciudadanos preocupados por el bienestar de los niños y de allí se formó la Junta Directiva. Este grupo de profesionales, maestros, artistas y empresarios coordinaron la creación de nuestra Personería Jurídica, y allí nos declaramos como una asociación caritativa. En ese momento, nació Casita Copan.

Mayo 2012

Mediante pasaba el tiempo, Emily aprendió más sobre los retos que enfrentaba el orfanato local y se dio cuenta que el dinero recaudado se usaría mejor para crear una organización nueva, dedicada a proveer un cuidado de mejor calidad para los niños abandonados y huérfanos de Copan Ruinas. En mayo del 2012, ella convoco a un grupo de ciudadanos preocupados por el bienestar de los niños y de allí se formó la Junta Directiva. Este grupo de profesionales, maestros, artistas y empresarios coordinaron la creación de nuestra Personería Jurídica, y allí nos declaramos como una asociación caritativa. En ese momento, nació Casita Copan.

Junio 2012

La nueva Junta Directiva se tomó su tiempo escuchando a la comunidad para decidir cómo brindar los mejores servicios para las personas beneficiadas. Nos dimos cuenta que en Copan Ruinas no se necesitaba otro orfanato, más bien se ocupaban servicios para prevenir que las madres abandonaran a niños vulnerables. Nos dimos cuenta que muchas madres tenían que dejar a sus hijos solos en casa o en el orfanato por fuerza, mientras ellas trabajaban. Los niños se quedaban sin cuidado, atención y muchas veces hasta sin comida, por la mayor parte del día. Decidimos que la mejor manera de llenar esta necesidad era de abrir un centro de atención infantil.

Septiembre 2012

El 10 de septiembre del 2012, el “Dia del Niño” en Honduras, abrimos nuestro centro de atención infantil para los hijos e hijas de madres solteras trabajadoras. Empezamos solo con dos empleados, dos voluntarios, unos cuantos juguetes y casi nada de muebles, pero con mucha energía y esperanza. En un par de semanas, le dimos la bienvenida a 15 niños, incluyendo a 9 niños que solían pasar todos los días en las pésimas condiciones del orfanato. Nuestra meta era de hacer más que una guardería, más bien una familia extendida donde los niños se sintieran en casa. También estamos dedicados a proveer comida saludable, ayuda médica, tutorías, apoyo educativo, y mucho más. En octubre del mismo año nos registramos como asociación benéfica en Estados Unidos.

Septiembre 2012

El 10 de septiembre del 2012, el “Dia del Niño” en Honduras, abrimos nuestro centro de atención infantil para los hijos e hijas de madres solteras trabajadoras. Empezamos solo con dos empleados, dos voluntarios, unos cuantos juguetes y casi nada de muebles, pero con mucha energía y esperanza. En un par de semanas, le dimos la bienvenida a 15 niños, incluyendo a 9 niños que solían pasar todos los días en las pésimas condiciones del orfanato. Nuestra meta era de hacer más que una guardería, más bien una familia extendida donde los niños se sintieran en casa. También estamos dedicados a proveer comida saludable, ayuda médica, tutorías, apoyo educativo, y mucho más. En octubre del mismo año nos registramos como asociación benéfica en Estados Unidos.

Febrero 2013

Ya para febrero, ya habíamos crecido tanto que tuvimos que mudarnos. Nos transferimos a un local más grande y le dimos la bienvenida a dos nuevas familias de niños. En ese entonces habíamos contratado a cinco mujeres locales por tiempo completo para crear nuestro personal. En unos cuantos meses, vimos grandes cambios en los niños, incluyendo su salud, bienestar emocional, y desarrollo intelectual y social. Los niños que habían empezado desnutridos y tímidos ahora eran brillantes, energéticos y saludables.

Junio 2013

Nos dimos cuenta que los niños aprenden casi todo en casa. Si realmente queríamos ayudarles, teníamos que ayudar a sus madres también. Una de las cosas que notamos era que casi ninguna de las madres tuvo la oportunidad de estudiar, y casi ninguna sabía leer y escribir. Esto las mantenía atrapadas en trabajos con salario muy bajo y las hacía muy vulnerables a la explotación. En junio, empezamos un programa de alfabetización para las madres. Formamos una alianza estratégica con el Ministerio de Educación para que nuestras mamás pudieran recibir un diploma de primaria oficial cuando terminaran sus estudios.

Junio 2013

Nos dimos cuenta que los niños aprenden casi todo en casa. Si realmente queríamos ayudarles, teníamos que ayudar a sus madres también. Una de las cosas que notamos era que casi ninguna de las madres tuvo la oportunidad de estudiar, y casi ninguna sabía leer y escribir. Esto las mantenía atrapadas en trabajos con salario muy bajo y las hacía muy vulnerables a la explotación. En junio, empezamos un programa de alfabetización para las madres. Formamos una alianza estratégica con el Ministerio de Educación para que nuestras mamás pudieran recibir un diploma de primaria oficial cuando terminaran sus estudios.

Abril 2014

Una vez más, crecimos, y fue tiempo de movernos. A este punto estábamos sirviendo a 35 niños en nuestro centro infantil y proveyendo clases de alfabetización a 14 madres solteras. Nuestro nuevo centro era suficientemente grande para abrir más las alas. Finalmente tuvimos un espacio para oficina y un área al aire libro para un patio de recreo. Ahora teníamos un personal de siete mujeres locales, incluyendo una psicóloga a medio tiempo quien proveía consejería individual a las madres, niños y desarrollo del personal.

Julio 2014

El primero de julio del 2014, uno de los sueños originales de Casita Copán se volvió realidad. Finalmente, el orfanato local fue clausurado por el gobierno, y los 13 niños que vivían allí fueron transferidos a nuestro cuidado. Ahora sí teníamos la oportunidad de proveer un cuidado amoroso y de calidad a estos niños especiales por los cuales todo empezó.

Julio 2014

El primero de julio del 2014, uno de los sueños originales de Casita Copán se volvió realidad. Finalmente, el orfanato local fue clausurado por el gobierno, y los 13 niños que vivían allí fueron transferidos a nuestro cuidado. Ahora sí teníamos la oportunidad de proveer un cuidado amoroso y de calidad a estos niños especiales por los cuales todo empezó.

Abril 2015

En abril 2015, lanzamos nuestro modelo de programa como siempre lo habíamos imaginado, y que inspiro el nombre Casita Copán. Abrimos tres “casitas” que eran casas estilo familiares para los 13 niños que habían quedado huérfanos. Cada casita tiene 4 o 5 niños y una madre sustituta que se ha comprometido a criarlos como si fueran suyos. Los niños estaban sumamente emocionados de mudarse a las casitas, donde finalmente tenían un espacio que podían llamar su hogar.

Hoy

Casita Copan es una organización dinámica que provee programas que cambian la vida de mujeres y niños en nuestra comunidad, gracias al apoyo de nuestro personal, voluntarios, y donantes. ¡Estamos emocionados de ver como continua nuestra historia!

Hoy

Casita Copan es una organización dinámica que provee programas que cambian la vida de mujeres y niños en nuestra comunidad, gracias al apoyo de nuestro personal, voluntarios, y donantes. ¡Estamos emocionados de ver como continua nuestra historia!